25.5 C
San Miguel de Tucumán
martes, febrero 27, 2024

La UCR Tucumán tomó una decisión tras los planteos contra Ascárate y Albarracín

La Junta de Gobierno de la Unión Cívica Radical (UCR) discutió anoche en la sede de Catamarca 851 el futuro de dos dirigentes con cargo partidario que se sumaron al gabinete del gobernador Osvaldo Jaldo (PJ).

Se trata del secretario de Energía y Servicios Públicos, José Ricardo Ascárate; y del secretario de Gobierno y Relaciones Institucionales, Raúl Albarracín. El primero de ellos es integrante de la Junta de Gobierno de la UCR local; y el segundo, de la convención nacional del radicalismo.

En concreto, el órgano partidario, presidido por Roberto Sánchez, sometió este lunes a votación tanto el pedido de licencia que había presentado Ascárate tras asumir como funcionario provincial; como la nota firmada por “correligionarios” que solicitan la expulsión de ambos ex legisladores del centenario partido.

Fuentes consultadas coincidieron en que la Junta resolvió por amplia mayoría -solo uno de los 13 miembros presentes se expresó en disidencia- remitir el expediente a la Convención provincial.

Según se explicó, este trámite está previsto en la Carta Orgánica del radicalismo, puesto que se trata de afiliados que ocupan cargos partidarios. De lo contrario, indicaron en la UCR, ambos casos hubiesen sido analizados directamente por el Comité de Ética.

Ahora, los procesos internos quedaron bajo la órbita de la Convención radical, que preside Raúl Moreno. De todos modos, parece poco probable que se llegue a algún tipo de definición este año, dado que tanto Ascárate como Albarracín deberían contar con la oportunidad de ejercer su derecho a defensa.

Los planteos

El día que juró como funcionario, Ascárate envió una nota a la Junta de Gobierno de la UCR para requerir licencia como miembro de ese órgano, y que se le suspenda la afiliación -si es que se consideraba pertinente- mientras permanezca en el Gobierno provincial. En principio, la idea es que el ingeniero cumpla una primera etapa en el área de Energía, para luego sumarse al Ente Regulador de Servicios Públicos de Tucumán (Ersept). 

Con posterioridad a la solicitud de Ascárate, ingresó un escrito de dirigentes del Movimiento de Autoconvocados Radicales, quienes plantearon el rechazo de su pedido. Propusieron además que se considere si correspondía su expulsión de la UCR. “Motiva este pedido la inconducta partidaria y evidente falta de ética del afiliado, quien hasta hace días nos representaba en la Legislatura. Y por el desaire y la falta absoluta de respeto que significa para nuestros votantes esta desquiciada actitud”, manifestaron José GanimMartín Javier Augier y Nilda De la Vega.

En esa línea se expresaron los miembros de la línea interna Radicales por la República, la Educación y el Desarrollo, quienes incluyeron en su escrito a Albarracín. “No concebimos la política como una carrera hacia los cargos públicos sin escrúpulos y sin límites éticos”, consignaron Brígido IbarrecheEudoro AraozTeresita Carabajal Raúl Campero, entre otros firmantes.

Estas fueron las notas que motivaron la reunión de la Junta de Gobierno de la UCR. Ahora, la cuestión será tratada en el ámbito de la Convención provincial, donde distintas corrientes internas cuentan con votos en un órgano compuesto por 80 miembros.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES

0FansLike
spot_img

MAS ARTICULOS