15.5 C
San Miguel de Tucumán
miércoles, abril 24, 2024

Llegan más listas con aumentos de precios tras la devaluación

Después de que el Gobierno definiera devaluar el tipo de cambio oficial un 54%, a $800, y subiera el impuesto PAIS a las importaciones del 7,5% al 17,5%, encareciendo el dólar para compras en el exterior, hoy distintos comercios empezaron a recibir listas de precios con aumentos que parten del 20% hasta el 100%. Las subas podrían continuar en los próximos días, ya que hay empresas que aún no determinaron cuánto tienen que subir los valores y no entregan mercadería.

Fernando Savore, presidente de la Federación de Almaceneros de la provincia de Buenos Aires (FABA), dijo que hoy recibieron nuevas listas de empresas que producen endulzantes, postres, café instantáneo y chocolate en polvo con aumentos de precios del orden del 35%.

Por su parte, Claudio Páez, del sector de kioscos de la Capital Federal, sumó que una firma que hace huevos de chocolate actualizó hoy sus valores un 30%, mientras que otra de golosinas ajusta un 20%.

La realidad no es muy distinta en las provincias. Almacenes y proveedurías de Córdoba informaban hoy que los proveedores les pasaban aumentos del 40% o les ofrecían vender con precio abierto, algo que los comerciantes no estaban convalidando porque, según ellos, es una “especie de ruleta rusa”.

La devaluación del 54% del tipo de cambio oficial impactará en el precio de los alimentos.
La devaluación del 54% del tipo de cambio oficial impactará en el precio de los alimentos.GETTY IMAGES

Desde el Centro de Almaceneros de Córdoba indicaron, además, que este miércoles otros proveedores están “demorando los pedidos” porque “todavía no hay precios”. Según sus relevamientos, desde el jueves 7 de diciembre pasado, el aceite subió un 195% (una botella está en $1800 promedio); harinas y fideos, un 122%; galletas saladas, un 50%; la leche en sachet, un 27%; y productos de higiene y limpieza, en promedio, un 60%.

Fuentes del supermercadismo indicaron, por otro lado, que están recibiendo listas de precios con una importante dispersión en cuanto a los montos, pero que en ningún caso están por debajo del 25% y en algunos llegan o superan el 100%. La finalización del programa Precios Justos y de los fideicomisos de Aceite y de Harina y fideos están conllevando en el caso de estos últimos, aumentos superiores al 100% en las listas recibidas. “Las cadenas entienden que esos aumentos que pretende imponer la industria no pueden ser soportados por la mayoría de los consumidores, ni absorbidos y se están haciendo los máximos esfuerzos para sostener precios razonables. Las cadenas, durante los últimos años, han cedido en favor de la industria márgenes de rentabilidad, plazos de pago, condiciones comerciales (descuentos por volumen y otros) a fin de tener garantizado el abastecimiento que, por otro lado, siempre estuvo por debajo de la demanda”, sostuvieron.

En el mismo sentido, fuentes de una cadena de supermercados con presencia en todo el país dijeron que en las últimas dos semanas hubo incrementos del 40% en promedio y que con los anuncios de ayer se podría esperar otra suba de un 100-120%, aunque “nadie lo va a convalidar”“Es esperable que los proveedores empiecen a mandar listas periódicamente para acercarse a ese porcentaje”, agregaron.

Sin embargo, referentes de una marca de consumo masivo indicaron que el pase a precios ya comenzó, con lo cual las futuras actualizaciones podrían no ser tan altas. A su vez, señalaron que la devaluación pasa casi toda a precios porque los alimentos son de los últimos componentes de la economía que estaban valuados casi en su totalidad a dólar oficial

Al precio del dólar oficial se le tiene que sumar un 30% de impuesto PAIS y un 30% a cuenta de Ganancias. Es una carga impositiva total del 60%, lo que implica una reducción frente al 155% que existía.

“El pase a precios empezó hace un mes, cuando finalizó la segunda vuelta electoral; no comienza hoy. Por lo tanto, las subas que se vienen viendo en góndolas se anticiparon. Resta ver si las mismas fueron suficientes y cómo se comporta la demanda”, apuntaron.

En el Gobierno creen que el impacto del traslado a precios de la devaluación va a ser bajo, teniendo en cuenta que varios valores ya se habían adelantado -en el Ministerio de Economía ven correr a la inflación de diciembre a un 7% semanal- y porque, por la recesión, un salto más brusco no sería convalidado por los consumidores, que ya vienen con seis años de caída en sus ingresos.

Más allá de esto, economistas como Claudio Caprarulo, de la consultora Analytica, señalaban ayer que las medidas le ponen un nuevo piso a la inflación de diciembre del 30%.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES

0FansLike
spot_img

MAS ARTICULOS