21 C
San Miguel de Tucumán
viernes, febrero 23, 2024
spot_img

El presidente de Ecuador, Noboa declaró toque de queda y estado de excepción


El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, anunció el lunes que decretó el estado de excepción para todo el país, incluido el sistema penitenciario, tras la fuga del jefe de la mayor banda narcocriminal de una cárcel de Guayaquil.

“Acabo de firmar el decreto de estado de excepción para que las Fuerzas Armadas tengan todo el respaldo político y legal en su accionar” en las calles y reclusorios, expresó el mandatario en su cuenta en Instagram.

La fiscalía informó el lunes a través de la red social X que formuló cargos contra dos funcionarios penitenciarios “que estarían involucrados en la fuga” del jefe criminal Adolfo Macías, alias Fito.

La medida dictada por 60 días faculta a Noboa a movilizar a los militares a las calles y su ingreso a las penitenciarías aduciendo una “grave conmoción interna” en la nación, así como a suspender derechos ciudadanos. También ordenó un toque de queda de seis horas, entre las 23:00 y las 05:00 horas.

Los Choneros y su acecho

Fito es considerado el líder de Los Choneros, la banda más temida de Ecuador que se disputa de manera sangrienta las rutas para el tráfico de drogas con otras agrupaciones con conexiones con carteles de México y Colombia. El hombre desapareció el domingo de un reclusorio de Guayaquil en el que cumplía condenas por 34 años.

El secretario de Comunicación del gobierno, Roberto Izurieta, afirmó el lunes al canal Teleamazonas que “lo más probable” es que hubo “infiltraciones” en la cárcel sobre un inminente operativo de seguridad y que Fito escapó “horas antes”.

Noboa añadió que su administración ha “emprendido acciones” que “permitan recuperar el control” de las cárceles convertidas en centros de operación de organizaciones del narco.

El líder de la mayor banda narcocriminal de Ecuador posiblemente se fugó de la cárcel donde cumplía condena, “horas antes” de un operativo de control el domingo, indicó el gobierno.

Esta sería la segunda ocasión en que “Fito” escapa de prisión. En 2013, junto con otros presos, logró evadir los controles de la cárcel de máxima seguridad conocida como La Roca en Guayaquil. Fue recapturado luego de tres meses.

El secretario de Comunicación indicó que “la fuerza del Estado está puesta en marcha para encontrar a este sujeto sumamente peligroso”. Izurieta lamentó que “el nivel de infiltraciones” de los grupos delictivos en el Estado “es muy grande” y tildó de “fallido” al sistema penitenciario ecuatoriano.

Alerta en prisiones

Medios locales reportaron que el lunes se producían incidentes en varias cárceles del país, incluso con retención de guardias penitenciarios, sin que haya un pronunciamiento de autoridades.

En la pequeña prisión conocida como El Inca, en el norte de Quito y para 1.000 personas, ingresó un fuerte contingente policial, mientras militares resguardan el exterior. Tras unas cinco horas de protestas, los uniformados retomaron el control de este centro, según el jefe policial Wilson Pavón.

A la par, en redes sociales circularon videos grabados en diferentes lugares en los que grupos de personal penitenciario claman por su vida mientras encapuchados los amenazan con cuchillos. Los guardias leen en el video un comunicado en el que se pide a Noboa que “no envíe tropas a las cárceles que sean escuadrones de las muertes”. “Estamos ahora mismo rogando que su accionar sea más cauto y, por favor, vele por nuestras vidas, por nuestra seguridad”, agrega el mensaje.

En la cárcel Regional, donde estaba “Fito”, se registraba el ingreso y salida de policías y militares en camiones. En un patio, los reclusos había escrito con piedras “PAPA FITO” y “FATALES GTR”, esto último en referencia a otra banda criminal. En una cancha deportiva del mismo complejo habían pintado “CON FITO SEMBRAMOS PAZ”.

En los centros penitenciarios de Ecuador hay 31.321 reclusos y para separar a los más peligrosos, Noboa anunció que construirá dos prisiones de máxima seguridad en las provincias de Pastaza y Santa Elena.

“Fito, el león”

La última vez que se le vio a “Fito” fue en septiembre pasado, cuando fue temporalmente trasladado a otro reclusorio de máxima seguridad de Guayaquil luego del asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio.

Entonces, apareció en fotografías obeso, con pelo largo y barba prominente. Miles de uniformados lo vigilaban en una de las operaciones militares y policiales más grandes que realizó allí el expresidente Guillermo Lasso.

El delincuente, que estudió en la cárcel para obtener el título de abogado, gozaba de privilegios. Incluso dentro de ella protagonizó el videoclip de un narcocorrido en su honor y cantado por su hija. El video de “El Corrido del León”, del grupo identificado como Mariachi Bravo, dejaba ver al capo de Los Choneros con sombrero y leyendo un libro en el pabellón de la cárcel.

De acuerdo con expertos, Los Choneros tienen un pie de fuerza de al menos 8.000 hombres. La guerra por el poder entre organizaciones del narco deja más de 460 presos muertos en matanzas entre sí desde 2021. Además, los homicidios en las calles entre 2018 y 2023 crecieron en casi 800 por ciento al pasar de 6 a 46 por cada 100.000 habitantes.

ARTICULOS RELACIONADOS

REDES

0FansLike
0FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
spot_img

MAS ARTICULOS