17.6 C
San Miguel de Tucumán
lunes, julio 15, 2024

Por un cambio de normativa del Banco Central retrasará el sueldo de empleados públicos de ciertas áreas

En medio de tensiones con los gobernadores, el gobierno nacional ha tomado una medida que afectará directamente a miles de empleados estatales. La decisión de no renovar la normativa que permitía a los bancos financiar a organismos públicos para el pago de haberes ha generado un retraso en los salarios, afectando principalmente a universidades nacionales y otros entes gubernamentales

Las universidades fueron las primeras en sentir el impacto de esta medida, al enterarse de que no podrán abonar los salarios en la fecha acostumbrada. La disposición del Banco Central, que ha sido prorrogada en varias ocasiones desde octubre de 2019, eximía a los préstamos destinados al pago de haberes de un tope crediticio, permitiendo a las instituciones saldar las deudas una vez recibidos los fondos del Tesoro Nacional, sin incurrir en costos financieros.

Sin embargo, el gobierno ha decidido suspender esta normativa, afectando a trabajadores de diversos sectores, incluyendo médicos, policías, docentes y personal administrativo. La medida, que parece estar vinculada a la disputa con los gobernadores, ha generado críticas y preocupación entre los afectados.

Las primeras consecuencias ya se han hecho sentir en algunas universidades nacionales que cuentan con convenios con el Banco Nación, siendo notificadas de la imposibilidad de cumplir con los pagos en la fecha habitual. Esta situación ha generado incertidumbre en las economías domésticas de los empleados estatales, que ahora enfrentan un retraso de hasta cinco días en el cobro de sus salarios.

El Banco Nación, hasta el momento, es el único que se ha plegado a la decisión del Banco Central, generando desigualdades entre aquellos que cobran a través de bancos privados y quienes utilizan el servicio de la banca pública. Esta situación ha llevado a cuestionamientos sobre la eficiencia de la banca pública y ha generado rechazo por parte de algunos sectores, como la Universidad Nacional de Rosario, que anunció presentaciones administrativas y judiciales en defensa de los derechos de su comunidad.

La medida también ha despertado la reacción de los gremios estatales, que han expresado un enérgico repudio y no descartan la posibilidad de convocar a un paro. En medio de un contexto de salarios precarios, esta decisión del gobierno de Milei profundiza el malestar entre los trabajadores estatales, que ven afectadas sus condiciones laborales y de vida.

Este martes, la Asociación de Trabajadores del Estado tomará decisiones en un consejo directivo que podría marcar el inicio de medidas de fuerza en respuesta a este nuevo golpe a los salarios de los empleados públicos

ARTICULOS RELACIONADOS

2,715FansLike
spot_img

MAS ARTICULOS