8.3 C
San Miguel de Tucumán
sábado, julio 13, 2024

Murió a los 78 años Paul Alexander, el hombre que vivía en un pulmón de acero

Paul Alexander, el hombre que vivió en un pulmón de acero durante más de 70 años y cuya historia inspiró a millones de personas en todo el mundo, murió este lunes a los 78 años, informó una organización de recaudación de fondos para su atención sanitaria.

“Paul Alexander, ‘El hombre del pulmón de acero’, falleció ayer”, escribió Christopher Ulmer, organizador y activista por los derechos de los discapacitados, en la páginaGoFundMede Alexander. “Tras sobrevivir a la polio de niño, vivió más de 70 años dentro de un pulmón de acero. Durante ese tiempo, Paul fue a la universidad, se convirtió en abogado y publicó varios libros. Su historia viajó por todas partes, influyendo positivamente en personas de todo el mundo”, agregó. “Paul fue un modelo increíble que seguirá siendo recordado”.

Alexander, originario de Dallas (Texas), contrajo la poliomielitis a los seis años y quedó paralizado del cuello para abajo de por vida. Fue en 1952, uno de los peores años para la enfermedad en Estados Unidos, con 58 mil niños infectados.

Una imagen de archivo de Alexander Paul, cuando fue introducido en un pulmón de acero para poder respirar (AP/archivo)Una imagen de archivo de Alexander Paul, cuando fue introducido en un pulmón de acero para poder respirar (AP/archivo)

Incapaz de respirar por sí mismo, Paul dependió desde entonces de una máquina para sobrevivir. La utilizó durante más de siete décadas, incluso cuando aparecieron nuevas tecnologías. En la actualidad era una de las últimas personas en el mundo que aún utilizaba un pulmón de acero para respirar.

A pesar de sus limitaciones físicas, Alexander logró mucho como escritor y abogado, recordado por su permanente actitud positiva y su sonrisa. Su historia se ha convertido en un ejemplo de resistencia y lucha para miles de personas en todo el mundo.

“No dejar que la polio me derrotara, sino yo derrotar a la polio”

"Siempre quise lograr las cosas que me decían que no podía lograr y alcanzar los sueños que soñaba”, dijo Alexander.“Siempre quise lograr las cosas que me decían que no podía lograr y alcanzar los sueños que soñaba”, dijo Alexander.

Alexander dijo que a lo largo de su vida siempre buscó “no dejar que la polio me derrotara, sino yo derrotar a la polio”.

“Por eso siempre quise lograr las cosas que me decían que no podía lograr y alcanzar los sueños que soñaba”, dijo en un reportaje publicado en 2021. Esos sueños, explicó, eran estudiar, viajar en avión, vivir de forma independiente, rezar en la iglesia, visitar el océano y enamorarse.

Los alcanzó todos.

A los 21 años, se convirtió en la primera persona en graduarse en un instituto de Dallas sin haber asistido nunca a clase en persona. Luego, intentó ingresar a la universidad. Pero fue rechazado debido a su discapacidad.

A pesar de estar atado al respirador, Alexander pudo pintar y escribir un libroA pesar de estar atado al respirador, Alexander pudo pintar y escribir un libro

Sin embargo, su tenacidad e insistencia hicieron que la Universidad Metodista del Sur le otorgara una beca y lograra en 1984 graduarse como Doctor en Derecho de la Universidad de Texas en Austin. “Por fin ocurrió algo bueno, quería ser abogado desde hacía mucho tiempo”, dijo. “Y también fui uno muy bueno”.

Como abogado litigante, Alexander representó a clientes ante los tribunales con un traje de tres piezas y una silla de ruedas modificada que mantenía erguido su cuerpo paralizado. También organizó una sentada por los derechos de los discapacitados.

Como abogado litigante, Alexander representó a clientes ante los tribunales con un traje de tres piezas y una silla de ruedas modificada que mantenía erguido su cuerpo paralizado.Como abogado litigante, Alexander representó a clientes ante los tribunales con un traje de tres piezas y una silla de ruedas modificada que mantenía erguido su cuerpo paralizado.

En la universidad conoció a Claire, con la que más tarde se comprometió. Más adelante, Alexander entabló una estrecha relación con Kathy Gaines, que se convirtió en su cuidadora, o “brazos y piernas”, según sus propias palabras. Gaines empezó a ayudarlo cuando Alexander se licenció en Derecho, y le ha apoyado durante más de tres décadas. Según Alexander, los dos “crecieron juntos”, ya que Gaines es legalmente ciega a causa de una diabetes de tipo 1.

En 2020, Alexander publicó sus propias memorias, tituladas “Tres minutos para un perro: Mi vida en un pulmón de acero”. Tardó cinco años en hacerlo, escribiendo él mismo cada palabra con un bolígrafo sujeto a un palo que sostenía con la boca.

Paul sobrevivió a sus padres, a su hermano e incluso a su pulmón de acero original, que empezó a perder aire en 2015, pero fue reparado por un mecánico, Brady Richards, a raíz de un vídeo de YouTube en el que Paul suplicaba ayuda. A pesar de la disponibilidad de respiradores más modernos, Paul decidió seguir utilizando la máquina de pulmón de acero porque, según decía, estaba acostumbrado a ella.

Alexander entabló una estrecha relación con Kathy Gaines, que se convirtió en su cuidadora, o “brazos y piernas”, según sus propias palabras.  (AP/archivo)Alexander entabló una estrecha relación con Kathy Gaines, que se convirtió en su cuidadora, o “brazos y piernas”, según sus propias palabras. (AP/archivo)

En los últimos años, Alexander se encontraba confinado en la máquina las 24 horas. “Hago lo mismo que todo el mundo. Me despierto, me lavo la cara, me cepillo los dientes, me afeito, desayuno… Solo necesito un poco más de ayuda para hacerlo”, decía en el reportaje, publicado cuando tenía 75 años.

En los últimos años también expresó su temor de que, debido al crecimiento del movimiento antivacunas en varios países, enfermedades como la que él padeció se volvieran a difundir.

En 1979, Estados Unidos fue declarado libre de poliomielitis, una enfermedad vírica infecciosa que afecta a la función respiratoria del sistema nervioso central y puede causar debilidad muscular y parálisis. Se ha erradicado en gran medida en todo el mundo tras el uso generalizado de la vacuna, descubierta apenas unos meses después de la infección de Alexander. En la actualidad, la enfermedad sigue siendo endémica sólo en Nigeria, Pakistán y Afganistán.

ARTICULOS RELACIONADOS

2,715FansLike
spot_img

MAS ARTICULOS