5.4 C
San Miguel de Tucumán
lunes, julio 15, 2024

Cuatro barrios exigieron que les brinden agua, y no un hilo de líquido, que es de color marrón

Esta mañana vecinos de cuatro barrios de la capital, acompañados por los concejales José María Canelada y Gustavo Cobos, realizaron una presentación ante el Ministerio de Obras Públicas para exigir que les brinden el servicio de agua en su casa. Se trata de vecinos de los barrio Ciudadela Sur, Villa Alem, Blas Conrero y Villa 9 de Julio, quienes expresaron que no tienen agua en sus domicilios y que, cuando sale apenas un hilo de líquido, es de color marrón. Mientras tanto, los ediles radicales señalaron que mientras estos problema persisten, el Gobierno, la SAT y el Ersept están intrumentando una nueva suba de la boleta.

“No tengo agua, absolutamente nada, desde hace meses. Somos muchos vecinos los que estamos en esta situación. Es imposible vivir así, más aún con el calor que hace. Yo tengo cuatro niños que van a la escuela, que necesitan higienizarse. Tuve que conseguir una manguera de más de 100 metros para traer agua de otro lado”, afirmó Rosa Ponce, del barrio Blas Victorio Conrero. Su vecina Graciela señaló que su nuera no puede ni lavarse las manos con el agua que sale porque tiene un problema de salud. “Mi nuera se hace diálisis. El año pasado ella estuvo internada por estar en contacto con esta agua. Es todo un gasto porque debe comprar agua mineral hasta para eso”.

Los vecinos de Ciudadela Sur, Villa Urquiza y Villa 9 de Julio señalaron que el problema que sufren es similar. No tienen agua y cuando sale, es oscura. “Tenemos el problema de que sale muy poca agua y sucia. En definitiva eso no es agua, no es calidad de agua y estamos presentando hoy un petitorio, con el apoyo y la firma de todos los vecinos del barrio Ciudadela Sur”, planteó Adrián López Brescia. Por su parte, Sol Varela de Villa Urquiza, advirtió: “No se puede usar ningún electrodoméstico porque ya se fundieron. Nuevamente hay muchos vecinos que se enfermaron porque el agua sale mal. Y además la tarifa es muy alta. En esto días de calor, directamente no sale. Nosotros tenemos que estar comprando el agua, eso es injusto”.

Canelada, en tanto, señaló que el Gobierno debe garantizar tres cuestiones en relación al agua: continuidad, calidad y cantidad. “El ERSEPT, que es el órgano que debería regular los servicios públicos de Tucumán, que debiera cuidar a los usuarios, solo viene cuidando a las empresas. A ese directorio lo pone la Casa de Gobierno. Casa de Gobierno que también es la SAT encubierta a través del nombre de una empresa. Lo que están haciendo todos ello es autorizar que se lleve adelante un proceso documentado para aumentar la tarifa. Con el concejal Gustavo Cobos nos hemos presentado, estamos impugnando ese proceso y lo estamos impugnando porque afirmamos que no se puede pedir un aumento de tarifa cuando la SAT no cumple con las condiciones mínimas del agua que debe proveer a los tucumanos”.

Cobos, a su turno, señaló que no se ha mostrado un plan integral para salir de esta crisis. “Y tampoco hay un plan particular para ayudarle a estos vecinos a tener solución en lo cotidiano, en el día a día. No se pueden bañar, no pueden tomar el agua, no pueden lavar la ropa, no se pueden higienizar, no pueden hacer cosas tan básicas para nuestra vida cotidiana. Tenemos miles de firmas en petitorios que lanzamos por el mal servicio de la SAT, miles de familias que la están pasando mal, pero para el Gobierno este no parece ser un problema”.

Por último, Canelada recordó cuando invitó a los funcionarios responsables a tomar el agua de canillas de los barrios y redobló la apuesta. “Hace algunas semanas invitaba a los funcionarios que están vinculados a la provisión de agua a que tomaran un vaso con agua de los que salía de las canillas de las casas. No lo han hecho. Han ido con una botellita bajo el brazo a los medios de prensa a decir ‘miren cómo tomo agua’. Les redoblamos la apuesta. Los invitamos a ir a vivir una semana a la casa de cualquiera de los vecinos de estos cuatro barrios”. Cobos, en tanto, reclamó respuestas. “No queremos excusas, no queremos que nos vengan a hablar del clima, ni de El Cadillal, ni a pedir paciencia. Gobiernan hace 21 años, les sobró el tiempo para dar soluciones. Ya no hay más paciencia, mucho menos cuando quieren volver a meter la mano en el bolsillo a los usuarios”.

ARTICULOS RELACIONADOS

2,715FansLike
spot_img

MAS ARTICULOS