Otro integrante de la banda de “Gata” Lizárraga cumplirá una pena de ejecución efectiva

Mediante un juicio abreviado, Leonardo Javier Olmos Chavan fue condenado, a tres años y seis meses, por el delito de robo calificado por efracción, en calidad de coautor, por un hecho ocurrido el 13 de marzo de 2021. La investigación estuvo a cargo de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I del MPF, a cargo de Diego López Ávila. Reparación económica de $250.000.

En el día de ayer, martes 2 de agosto, el Ministerio Público Fiscal, a través de la Unidad Especializada de Robos y Hurtos I, acordó la realización de una audiencia de juicio abreviado pleno con la defensa técnica del acusado, Leonardo Javier Olmos Chavan, que contó con el consentimiento de la víctima, del hecho ocurrido el 13 de marzo de 2021 (ver abajo). En el trascurso de la audiencia, por instrucciones del titular, Diego López Avila, la auxiliar fiscal, Paula Bellomio, procedió a oralizar el acuerdo y la calificación legal por el delito de robo calificado por efracción, en calidad de coautor. La pena es de tres años y seis meses de cumplimiento efectivo debido a la unificación de condenas.
«Se trata de un hecho consumado (los elementos sustraídos no fueron recuperados) por el apoderamiento ilegítimo mediante la utilización de fuerza para llevarse las cosas, lo que se encontró corroborado por la inspección ocular realizada, donde se determinó cómo se ha forzado el portón de ingreso de la vivienda que configura este agravante porque hablamos de una morada privada donde se ha invadido ese ámbito de intimidad que se busca proteger. Se ha tratado de un hecho grave por el claro perjuicio para el patrimonio de la víctima. Participó mediante un plan que la banda tenía pero no estuvo en el momento del robo. Es efectiva la pena porque ya cuenta con una condena anterior, dictada el 21 de abril de 2021 por el delito de lesiones graves reiteradas”, manifestó la representante del MPF, quien mencionó entre las evidencias las cámaras de seguridad que permitieron identificarlos. La investigadora comentó que el 7 de abril del año pasado, durante un allanamiento en la casa de otros de los imputados, donde fueron secuestrados teléfonos y un DVD. A través de informática forense se procedió a la extracción de los datos de los dispositivos electrónicos como así también del domicilio donde posteriormente se reunieron para repartirse el motín.

El irrefutable rol de las cámaras

“Se puede ver con exactitud la vestimenta y como dos de ellos aguardaban en el portón. Se observa ingresar a los dos vehículos a través del comparativo con otras cámaras cercanas”, indicó Bellomio, quien agregó que el acuerdo prevé la reparación económica de $250.000, que serán distribuidos entre todas las víctimas de esta banda delictiva. «Esta es una investigación bastante compleja y existen demasiados perjudicados en toda la investigación principal y a medida que los acusados acceden a estos juicios abreviados se reparte ese monto integral para dividirlos entre los restantes damnificados en el marco de la causa”, detalló la Auxiliar de Fiscal. Finalmente, el juez actuante hizo lugar al juicio abreviado y que el condenado continúe alojado en el servicio penitenciario provincial para el cumplimiento efectivo de lo dispuesto.

La acusación

El 13 de marzo de 2021, a las 22:30 horas aproximadamente, en circunstancias que la víctima se había retirado de su domicilio ubicado en calle Balcarce al 100 de esta ciudad capital, quedando el mismo temporalmente sin moradores, fue que Miguel Antonio “Gata” Lizárraga y su hermano Néstor Fabián (apodado “Tuta”) junto a otros seis cómplices, previo acuerdo de voluntades y división de tareas que cada uno desempeñaría, se apersonaron en la vivienda a bordo de un automóvil marca Chevrolet Sonic de color gris y un automóvil marca Ford Focus de color gris, mientras algunos de ellos aguardaban afuera de la morada para alertar a sus compañeros de cualquier peligro que pudiera impedir el objetivo de todos y para facilitar la posterior huida, otros rompieron el portón de entrada y doblaron una de sus puertas. Posteriormente, ingresaron a la misma y una vez adentro tomaron de su interior la suma aproximada de dos millones de pesos, ocho mil dólares, dos computadoras y documentación, para luego darse a la fuga a bordo de los dos automóviles antes mencionados, llevándose consigo los elementos y el dinero. Mientras ello ocurría, Leonardo Javier Olmos Chavan y otro de los individuos aguardaban en la vivienda ubicada en calle Fortunata García al 1.500, para alertar a sus compañeros de cualquier peligro que pudiera impedir su cometido y ocultarse luego del hecho y poder repartirse los elementos sustraídos entre todos. Fue así que al momento de arribar a la vivienda a bordo de los dos automóviles antes mencionados, Olmos Chavan abrió el portón facilitando el ingreso de los dos rodados y sus ocupantes. Una vez dentro se repartieron el dinero y los elementos sustraídos a la víctima.

Notas similares

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ultimas noticias

Publicidadspot_img

Instagram